En los últimos días hemos recibido una gran cantidad de mensajes vía Facebook, correo y llamadas de colegas que han expresado preocupación por la situación que atraviesa nuestro país, enfocando esa preocupación a la forma correcta de presentar los estados financieros, para ayudar un poco a entender este punto, hemos preparado una pequeña sinopsis con algunos puntos importantes que vamos a resaltar.

1.Presentación razonable de los estados financieros

Lo establecido en el párrafo 3.2 de las NIIF para PYMES, los estados financieros presentarán razonablemente, la situación financiera, el rendimiento financiero y los flujos de efectivo de una entidad. La presentación razonable requiere la representación fiel de los efectos de las transacciones, otros sucesos y condiciones, de acuerdo con las definiciones y criterios de rendimiento de activos, pasivos, ingresos y gastos establecidos en la Sección 2 Conceptos y Principios generales.

En este contexto debemos precisar, que los estados financieros en Venezuela deben ser totalmente razonables, no puede existir medias tintas o razonabilidades chucutas, de igual forma no podemos caer en el juego macabro de pretender tener dos situaciones distintas una “razonable” y la otra tal cual X o Y organismo público lo exija para un momento determinado, sería un grave error hacerlo de esta forma por razones obvias, nuestra profesión no es adaptativa a las circunstancias, nuestra profesión es evaluar y a través de un criterio profesional adecuado, decir si X o Y circunstancia es razonable o no, por ende debemos evitar adaptarnos a los requerimientos que se nos imponen de manera dictatorial, ¿Somos o no somos profesionales?, he aquí una pregunta que debemos hacernos cada uno de nosotros, debemos entonces evitar caer en el juego.

2.Hiperinflación grave

En economías con altos índices inflacionarios se debe reconocer estos efectos en los estados financieros, tal cual lo estipula la sección 31 de las NIIF para PYMES, esta sección esta íntegramente ligada a la sección 3, donde estipula la razonabilidad de los estados financieros, por ende si en un país no se puede reconocer estos efectos inflacionarios, no estamos presentando una situación razonable, lo hemos dicho muchas veces, la información en los estados financieros a valores históricos pueden ser o estar libres de incorrecciones materiales o fraudes, y pueden mostrar una imagen fiel debido a que provienen de las operaciones reales de la entidad, pero nunca podrán ser razonables, porque no existe posibilidad alguna de reconocer los efectos inflacionarios y tampoco podemos reconocer algún valor razonable que explicaremos en otro punto más abajo.

3.¿Bajo qué índices debo presentar los estados financieros?

En el párrafo 31.4 de la Sección 31, hiperinflación nos establece lo siguiente: la reexpresión de los estados financieros, de acuerdo con lo establecido en esta sección, requiere el uso de un índice general de precios que refleje los cambios en el poder adquisitivo general. En la mayoría de las economías existe un índice general de precios reconocido, normalmente elaborado por el gobierno, que las entidades seguirán.

En nuestro caso estos índices son emitidos por el Banco Central de Venezuela, los mismos deben reflejar la realidad de los efectos inflacionarios, como todos ya sabemos el BCV dejó de emitir dichos INPC desde el año 2015, trayendo como consecuencia la imposibilidad de reconocer de forma legal la inflación y sus efectos en los estados financieros, debemos decir que aunque existen metodologías propuestas para la estimación y reconocimiento de estos índices, bien sea la emitida en el Boletín de aplicación número 2, por la FCCPV y la metodología propuesta por el SERVICIO NACIONAL DE CONTRATACIONES, ambas no reflejan la realidad inflacionaria, en tal sentido en nuestro juicio deben ser descartadas de plano, por no cumplir con dos puntos fundamentales, el primero estos organismos no están facultados por la ley para tales fines y el segundo punto, las metodologías empleadas no cumplen con criterios estadísticos y matemáticos acorde a un estudio de mercado que pudiéramos decir que es razonable.

El centro de documentación y análisis social de la federación Venezolana de maestros (CENDAS), realiza estudios de mercado enmarcados en una metodología totalmente razonable, sus estudios son considerados como los más aceptables en relación a los niveles inflacionarios que afecta nuestro país, podemos tomar este estudio y tratar de estimar los índices de inflación y con ellos podemos reflejar los posibles efectos inflacionarios en los estados financieros, pero igualmente debemos resaltar que ningún método por muy razonable o real que sea, si no es emitido por el BCV carece de legalidad y por ende no podemos afirmar que los efectos inflacionarios reconocidos por dichos métodos, puedan ser tomados como base en una posible toma de decisiones de parte de la gerencia de la empresa, en pocas palabras si reexpresamos los estados financieros con cualquier método o estudio independiente del BCV, los mismos no pueden ser tomados como válidos y mucho menos aconsejar a nuestros clientes para que en base a los estados financieros reexpresados con alguno de estos métodos decidan sobre puntos importantes de la entidad.

4.Valores razonables

En un artículo anterior que aconsejo leerlo (aquí), afirmamos sin temor a equivocarnos que en nuestro país actualmente es imposible cuantificar los valores razonables de los activos y/o pasivos, puesto que vivimos una distorsión económica grave donde es una tarea titánica poder afirmar que X o Y activo tenga X valor razonable, porque no existe una información confiable de los mercados, además de esto, en Venezuela no se acostumbra usar técnicas de valoración con datos de entrada y observables.

5.¿Cómo preparamos los estados financieros conociendo lo anterior?

Lamentablemente en nuestro país se preparan los estados financieros para propósitos tributarios bajo el seudónimo de VEN-NIF, en pocas palabras hasta la presente fecha que escribimos este artículo aún no se manejan las NIIF, por ende debemos afirmar igualmente que los estados financieros bajo VEN-NIF (propósitos tributarios), no representan un grado de razonabilidad adecuada y en muchos casos no se muestra una imagen fiel de las operaciones de la entidad, porque conlleva incorrecciones materiales que son tendenciosas a fraudes, ejemplo la preparación de estados financieros para obtener un créditos bancario, en estos casos puntuales se distorsiona los estados financieros para lograr una mejor posición y así obtener un mayor crédito, como firma auditora hemos visto múltiples casos en nuestro país, que al momento de preguntar de porqué de esta situación a la gerencia, la respuesta es franca, “para lograr un crédito del Banco X”.

En resumen y es la décima vez que lo decimos, Venezuela está viviendo una crisis atípica y nunca antes vista, hemos leído e investigado la historia de los últimos 30 años, y hasta ahora no encontramos ningún caso parecido o de la misma gravedad en el mundo de lo que acontece en nuestro país, no nos llamemos a engaños no le busquemos las 5 patas al gato, en la actualidad no podemos afirmar razonabilidad en ningún caso referente a los estados financieros, hemos salido del marco de influencia de las normas internacionales y hemos dado un salto de 50 años hacia atrás, esta es la realidad no existe otra.

A pesar de esto debemos incrementar el grado de estudio y entendimiento de la norma internacional, allí está gran parte de la solución para Venezuela, debemos prepararnos para reconstruir nuestro país y modernizarlo, no esperemos nada de nadie salvo de nosotros mismos, pero para ello debemos salir del sistema rentístico estatal. Disculpen lo extenso del artículo, saludos cordiales   

Licenciados. Jonathan VargasGerardine RincónXavier VargasCarlos Polanco y Andy Oropeza 

En defensa de la profesión del CPC

       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: Contenido protegido