Hemos creado este post con algunos tips o sugerencias para entender del porqué de esta reconversión monetaria, que a nuestro juicio constituye un error que indudablemente agravará la situación económica del país en los próximos meses.

El pasado 22 de marzo de 2018, la Presidencia de la República publicó en Gaceta Oficial número 41.366, el Decreto N° 24,  en el marco del estado de excepción y de emergencia económica, mediante el cual se decreta la reconversión monetaria.

En este sentido debemos precisar 5 tips importantes que sin duda alguna traerá serias consecuencias a la estabilidad económica de nuestro país, veamos entonces cuales son estos tips:

Nuestro sistema bancario público y privado, tiene varios años sin efectuar una adecuación tecnológica importante, que ha conllevado a experimentar fallas recurrentes en el sistema interconectado de los puntos de ventas, cajeros automáticos y sobre todo sistema bancario On-Line, en este sentido debemos entender que nuestro sistema bancario está totalmente colapsado, por consecuencia de la falta de efectivo, la mayoría de los venezolanos han tenido que migrar a la banca electrónica, contribuyendo al colapso progresivo y sostenido del sistema, y en los puntos más altos de consumo bien sea por puntos de ventas o transferencias electrónicas, el sistema se interrumpe ocasionando molestias a quienes necesitamos realizar algún tipo de transacción.

En días pasados escuchábamos al Presidente de la República afirmar, que después de la reconversión monetaria se debe incentivar el uso de la plataforma online en la banca, esto de por si no estaría del todo mal, pero actualmente con una tecnología obsoleta y la falta de inversión en la banca pública y privada, sería una locura implementar o incentivar el uso de plataformas online, la razón seria lógica, no existe una buena interconectividad del internet en el país, por ende sería un poco tortuoso realizar todo por vías electrónicas.

2. ¿Solo se eliminaran 3 ceros a la moneda sencillo verdad?

El país vivió en el año 2008 una reconversión monetaria, que indudablemente se realizó en condiciones más óptimas y estables que en las actuales, además la reconversión de hace 10 años se efectuó con un precio del petróleo elevado y estable, se estipuló durante un año la utilización a la par del bolívar viejo con el bolívar fuerte, permitiendo que las personas se adaptasen con mayor facilidad al cambio, otro punto importante que resaltar es que en ese entonces, se realizó la impresión del nuevo cono monetario en una cantidad suficiente para cubrir la necesidad de la economía nacional.

En esta oportunidad año 2018 la cosa es muy distinta, la economía atraviesa una crisis sin precedentes, marcada por la caída de los precios del petróleo, una  hiperinflación grave y sobre todo la falta de producción nacional, que impactan directamente en la devaluación de nuestra moneda, todo esto aunado a la escases de los productos básicos y la poca disponibilidad del efectivo, nos hacen presumir que esta vez la reconversión monetaria no solo traerá la eliminación de 3 ceros para facilitar los registros contables, sino que ocasionará un impacto devastador en la economía, puesto que esta medida se está realizando de forma apresurada e improvisada, que sin lugar a dudas traerá un desconcierto aún mayor en una población que poco a poco se queda sin medios para luchar contra la hiperinflación. 

Es curioso y debemos acotar que en la calle, en el lenguaje popular, ya había “eliminado” los tres ceros de la moneda de manera informal y ya denominaba a la moneda sin hacer referencia a los “miles” que seguían al monto base, esto pudiese facilitar la rápida asimilación de la reconversión monetaria, sin duda alguna muchos hemos optado por hablar sin los miles para facilitarnos un poco el trabajo.

4. ¿La reconversión monetaria ayudaría a bajar los índices inflacionarios?

Indudablemente la respuesta a esta pregunta es NO, en una reconversión monetaria solo se expresa de distinto modo la unidad monetaria, por decirlo así, es decir lo que antes denominábamos 100.000,00 cien mil, ahora será denominado 100,00 cien, pero el poder adquisitivo de dicha unidad monetaria será el mismo y posiblemente su poder disminuya aún más, por ejemplo hoy en día un kilo de carne cuesta aproximadamente Bs. 1.200.000,00, al momento de realizar la reconversión monetaria será Bs. 1.200,00, como se observa cambio la forma de ser representada o expresada más su poder adquisitivo sigue siendo el mismo, esto es bastante obvio, pero lo traigo a colación debido que en días pasados observe que en los medios de comunicación, algunas personas afirmar que la reconversión traerá una estabilización macroeconómica, haciendo creer a quienes escuchan su intervención que el simple hecho de eliminar tres ceros a la moneda, ayudará a la estabilización económica del país.   

5. Destrucflación la fase superior de la estanflación en Venezuela

Aunque la palabra “destrucflación”, no existe permitan apuntalar dicha palabra como sinónimo de inflación destructiva, y como toda crisis experimenta una mutación se requiere nuevos argumentos y técnicas para tratar de definir, eso intentamos con esta palabra de “Destrucflación”.

Venezuela durante años ha experimentado una inflación elevada y progresiva, hace un par de años esto se agravo en forma considerable, pasando de una inflación a una hiperinflación grave, este año experimentamos una estanflación que no es más, que un estancamiento y parálisis de la economía pero aun así persiste el alza progresiva de los bienes y servicios, ahora estamos experimentando la ruptura del termómetro de la inflación, todos los cálculos tanto conservadores como alarmistas se han quedado sin argumentos y cortos en sus apreciaciones, estamos experimentando una inflación destructiva del aparato productivo y de la población, si a esto le añadimos la reconversión monetaria totalmente improvisada más todos los errores macroeconómicos y microeconómicos, podemos llegar a la conclusión, de seguir en este camino Venezuela tendrá que ser reconstruida desde sus cimientos, no solo implementar cambios políticos y económicos sino debemos ir más allá, debemos recomponer la sociedad en su conjunto, y hacer mea culpa por nuestros errores. Saludos cordiales

Licenciados. Jonathan VargasGerardine RincónXavier VargasCarlos Polanco y Andy Oropeza 

En defensa de la profesión del CPC

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

error: Contenido protegido