Economía

Más allá de la hiperinflación en Venezuela

Actualmente estamos en una etapa económica que sin duda alguna representa el quiebre de un modelo y de una nación, nuestro país ha sido arrastrado a una pesadilla hiperinflacionaria en los últimos meses de este año 2018, pero a partir de junio, los termómetros y los niveles de inflación se han roto, los precios han subido en escasos 5 días aproximadamente en un 200% o más, sin duda alguna esto representa algo que muchos no quieren aceptar y otros solo observan expectantes, Venezuela pasó el límite de la hiperinflación, ya no podemos decir que estamos en una hiperinflación quizás debemos definir esta situación apremiante con otra categoría o nombre pero hiperinflación, no es.

Bajo Norma Internacional

Muchos colegas y amigos me han preguntado ¿bajo norma internacional podemos decir que Venezuela está en hiperinflación grave?, la respuesta a esta interrogante es sencilla, el año 2017 y principios de 2018, podríamos decir que la economía venezolana se encontraba en hiperinflación, pero en estos últimos 4 meses del año este termómetro se rompió, y ahora estamos en una etapa superior a la hiperinflación, si leemos un poco la NIC 29 información Financiera en Economía hiperinflacionarias y en el estándar de la norma para PYMES la Sección 31 hiperinflación, nos estipula lo siguiente cito: “En una economía hiperinflacionaria, la información sobre los resultados de las operaciones y la situación financiera en la moneda local sin reexpresar no es útil. La moneda pierde poder de compra a tal ritmo que resulta equivoca cualquier comparación entre las cifras procedentes de transacciones y otros acontecimientos ocurridos en diferentes momentos del tiempo, incluso dentro de un mismo periodo contable”.

Si aplicamos una línea de tiempo nos damos cuenta que los precios de los bienes y servicios cambian de manera diaria y de forma instantánea, imposibilitando obtener una medición razonable de la inflación, sencillamente no se puede medir mediante el procedimiento estándar acostumbrado, aquí es donde podríamos decir que el termómetro de la inflación se rompió, debido a que estamos en una situación tan atípica, que decir que la inflación es de 3.000% anual sería una cifra conservadora, los estudios del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), son los más acertados en Venezuela, pero debemos reconocer que estos estudios son hechos en base a los rubros básicos de alimentos, servicios, medicamentos, artículos de aseo personal, vestidos y calzados, es decir lo más esencial, pero si analizamos aquellos rubros tales como repuestos para vehículos, alquileres de oficinas o vivienda, compra de materiales y suministros de papelerías, compra de computadoras o repotenciación de las ya existentes, nos podemos dar cuenta que la inflación es más grave de lo que pensamos, la deformación económica venezolana es digna de estudio internacional, somos un caso atípico donde si aplicamos los estándares internacionales, los mismos no podrán definir con razonabilidad nuestra situación, imaginémonos por un momento que en los actuales momentos en Venezuela transita un huracán de categoría 5, máxima escala de huracanes de Saffir-Simpson, esta categoría 5 sería la hiperinflación grave, ahora bien nosotros ya pasamos esta categoría hace ya 4 meses y estamos en una nueva categoría no reconocida por los parámetros internacionales, esta es la realidad actual desconocerla sería una quijotada.

Valores razonables NIIF 13

Aunque la norma nos muestra la posibilidad de medir los valores razonables para algunos activos o pasivos que pueden estar disponibles en transacciones de mercado observables o información de mercado, sea un mercado principal o el más ventajoso, conociendo que el valor razonable es una medición basada en el mercado, debemos precisar que en los actuales momentos en la economía venezolana, no existe un mercado principal observable para muchos activos y tampoco uno que sea el más ventajoso para poder determinar ese valor razonable, por ende y en consecuencia de la crisis económica, cada quien estipula un precio de un X activo a su conveniencia y muchas veces es un precio totalmente irreal.

Un ejemplo muy sencillo es poder observar que un computador con especificaciones técnicas obsoletas, se puede transar su valor en dólares o bolívares a unos montos que son sencillamente irreales y no se ajusta a las especificaciones técnicas de dicho activo, y lo más grave que podemos ver, es el mismo computador con las mismas características, que en Caracas se vende en X precio y en la ciudad de Maracay su valor es la mitad del que se vende en Caracas, como podemos observar no existe un mercado actual para la mayoría de los activos que pudieran ser sucesibles a la medición de sus valores razonables, por ende el valor razonable lamentablemente no se puede medir de forma fiable, y si se realiza esta medición lo más probable sea que tengamos un valor razonable no tan razonable, es decir un valor irreal.   

En resumen

Analizando la crisis de nuestro país con detalle, podemos llegar a la conclusión que estamos en una etapa superior de la crisis, que por las especificaciones y las condiciones somos y en los próximos años seremos un caso de estudio a nivel mundial, puesto que en materia contable es sumamente difícil poder reflejar una imagen fiel de dichas operaciones, la incesante carrera de la hiperinflación nos está ganando en los 100 metros planos y nos ha dejado detrás de la ambulancia, cada día nuestros costos suben de forma acelerada e instantáneamente, imposibilitando realizar una adecuada estructura de costos y de evaluar las posibles acciones a tomar para una X situación, la gerencia de una entidad hoy en la tarde se reúne para analizar la información financiera y tomar acciones prudentes para generar mayor estabilidad a dicha empresa, pero a escasas horas del día siguiente en la mañana, ya el panorama ha cambiado de forma abrumadora, como podemos observar no existe posibilidad de adecuarnos a la crisis para salir de ella o por lo menos sortearla un poco, sencillamente la crisis nos ha arropado y nos arrastra hacia un “más allá” que es totalmente incierto, saludos

Licenciados. Jonathan VargasGerardine RincónXavier VargasCarlos Polanco y Andy Oropeza   

Te invitamos a que te unas a nuestro grupo de Facebook en Defensa de la Profesión del C.P.C

Y si deseas realizar el curso de las NIIF con nosotros, debes saber que el próximo 09 de julio comenzamos con nuestro 3 corte para más detalles visita nuestra web:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.