IASBNIIF

Nueva norma contable de aceptación general en Venezuela las VEN-NCS-PYMES

Desde los inicios año 2011 de la aplicación en nuestro país de las NIIF, hemos observado cómo se ha venido deteriorando el sistema contable venezolano, que en vez de corregir los errores existentes en el ámbito contable, lo que ha ocurrido es agravar y deteriorar aún más la situación.

Por supuesto no es responsabilidad de las NIIF, sino de la forma incorrecta de la aplicación de esta norma en el ámbito nacional, que en vez de armonizar las normas en relación a nuestra jurisdicción, se ha deformado de forma estructural, solo hemos mantenido la nomenclatura NIIF en los estados financieros y en las notas de estos, pero en esencia las partidas y las transacciones se reconocen como mejor convenga según el criterio y requerimiento de X institución pública o privada.

El Estado venezolano punta de lanza para la estocada final a las NIIF

Aunque como todos sabemos, diferentes organismos públicos solicitan información contable bajo VEN-NIF, tales como el SNC, SAREN, PDVSA, etc. pero cada organismo entiende y aplica según su criterio esta norma y muchas veces hemos tenido la necesidad de aclarar 3 o 4 veces situaciones en la norma internacional, porque no nos apegamos a X o Y criterio errado o mal interpretado por dichos organismos, llegando en algunos casos al extremo de no aceptar como válido que existan diferencias entre la utilidad fiscal y la contable, en relación los patrones de arreglo de los activos y sus métodos de depreciación, como todos sabemos en la norma internacional nos permite cambiar previa evaluación los métodos de depreciación anualmente, cosa que en materia fiscal no se puede realizar sin la autorización del SENIAT, es importante resaltar que muchas veces se realiza una declaración de impuesto sin la adecuada conciliación fiscal, obstaculizando en muchos casos el buen entendimiento de los saldos reflejados en dicha declaración, estos errores involuntarios se deben corregir de parte de los profesionales encargados de realizar este trabajo tributario, y se corrigen con una buena preparación en dicha materia.

En materia contable no se han realizado cambios sustanciales en la forma de registro de las transacciones

Si analizamos con mente fría y con objetividad, llegaremos a la conclusión que aún se mantienen las deformaciones contables que hemos arrastrado durante años , hemos vistos infinidad de transiciones a las NIIF, que solo cambia la forma de expresar los grupos de partida en los estados financieros, por ejemplo de circulante ahora se llaman corrientes y así sucesivamente, pero al interior contable de cada empresa observamos que existen las mismas desviaciones y errores de siempre, obviando que la norma nos exige evaluar la razonabilidad y fiabilidad de X transacción, seguimos cometiendo los mismos errores, solo que ahora son VEN-NIIF.

Registramos activos fijos sin ninguna evaluación técnica para comprobar si X activo, es o no una propiedad, planta y equipos, de igual forma con los activos intangibles, los cuales hemos podido observar que se registran dichos activos sin verificar si los mismos podrían generar beneficios futuros a la entidad y si dicho intangible está en pleno control de la empresa, simplemente se registran porque presumimos que será así, muchas veces nos tomamos atribuciones inherentes y exclusivas de la gerencia de la entidad, decidiendo por ellos que hacer con esta o aquella transacción, estos son algunos problemas que debemos corregir si de verdad queremos decir que estamos bajo norma internacional.

Imposibilidad de cuantificar la hiperinflación

En muchas oportunidades hemos realizado distintos artículos diciendo, que mientras no existan INPC oficiales, no podemos reconocer de forma legal y razonable los efectos inflacionarios en los estados financieros, solo debemos presentar información en el ámbito tributario, de igual forma dicha información nunca va a representar una imagen fiel y razonable de la realidad de cualquier empresa en nuestro país, posiblemente podemos decir que las transacciones son y están libres de incorrecciones materiales que puedan conllevar un intento de fraude, porque provienen de transacciones reales de las operaciones de la empresa, pero decir que dichas transacciones reflejen una imagen fiel y razonable sería mentirnos, puesto que como sabemos los valores históricos en economías hiperinflacionarias solo sirven para verificar el origen de las partidas, pero nunca para la toma de decisiones prudentes y eficaces que permitan a una empresa solventar cualquier problema. 

Cuantificar los Valores Razonables Venezuela

La norma internacional específicamente en las NIIF 13, nos define este valor como la medición basada en el mercado, no una medición especifica de la entidad, su objeto es estimar el precio al que tendría lugar una transacción ordenada para vender el activo o trasferir el pasivo entre participantes del mercado en la fecha de la medición en condiciones de mercado presentes (es decir un precio de salida en la fecha de medición).

El valor razonable se mide utilizando los supuestos que los participantes del mercado utilizarían al fijar el precio del activo o pasivo, incluyendo los supuestos sobre riesgo, esto incluye las condiciones y localización del activo y las restricciones sobre la venta o uso del activo (si las hubiese).

Una entidad no necesariamente debe llevar a cabo una búsqueda exhaustiva de todos los mercados posibles para identificar el mercado principal o, en ausencia de un mercado principal, el mercado más ventajoso, pero deberá tener en cuenta toda la información que esté razonablemente disponible.

Una entidad utilizará las técnicas de valoración que sean apropiadas a las circunstancias y sobre las cuales existan datos suficientes disponibles para medir el valor razonable, maximizando el uso de datos de entrada observables relevantes y minimizando el uso de datos de entrada no observables.

Existen tres técnicas de valoración amplia mente utilizadas, que estipula la norma estas son:

1)      Enfoque de mercado.

2)      Enfoque del costo y

3)      Enfoque del ingreso.

En Venezuela se ha estado hablando de la posibilidad de reconocer a valores razonables los activos a largo plazo, para poder mostrar un mayor grado de razonabilidad y fiabilidad de estos activos o pasivos y así apegarnos un poco a la norma internacional.

En nuestra humilde opinión actualmente utilizar el valor razonable sería inviable, por varias razones importantes y de peso.

En Venezuela resulta difícil y casi imposible actualmente aplicar la NIIF13, debido a que no existe una información confiable suficiente en los mercados, Venezuela experimenta como un distintas ocasiones hemos dicho, una situación atípica sin precedentes en la historia, lo vemos a diario, hoy un bien cuesta X cantidad en la mañana y en la tarde su valor se incrementó 300% más, por ende no existe una información confiable y adecuada en los mercados que podamos utilizar como referencia, Venezuela se convirtió en una universidad donde se aprende de forma dolorosa lo que no debemos hacer nunca, creo que el IASB deberá emitir una norma exclusiva para tratar el caso venezolano.

Igualmente aparte de lo antes mencionado, en Venezuela no estamos habituados a usar técnicas de valoración con datos de entrada y datos observables, existen riesgos de todo tipo que afectan a los precios de entrada, tales como riesgos de incumplimiento, exposición a riesgos de mercado y riesgos de créditos, etc.

En resumen en Venezuela hace tiempo no es posible aplicar las NIIF o las VEN-NIF, por múltiples razones, esto no quiere decir que debamos dejar de estudiar la norma, más bien es el momento propicio para enderezar los entuertos contables y encaminar nuestra profesión a la correcta aplicación de esta norma, claro debemos entender que si no existe voluntad de la autoridades el camino será duro pero debemos transitarlo si realmente queremos tener un país modernizado y desarrollado, por este motivo creemos que en Venezuela la norma contable que se está aplicando en este momento son las VEN-NCS-PYMES, les dejo a su libre interpretación la iniciales “NCS”, saludos cordiales.         

Licenciados. Jonathan VargasGerardine RincónXavier VargasCarlos Polanco y Andy Oropeza 

En defensa de la profesión del CPC

2 comentarios en “Nueva norma contable de aceptación general en Venezuela las VEN-NCS-PYMES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.