CEO Fundadores: Xavier Vargas, Carlos Polanco, Jonathan Vargas y Gerardine Rincon

El PETRO no puede ser considerado un Criptoactivo

Antes de comenzar a desarrollar este artículo, queremos resaltar que nuestras opiniones nada tiene que ver con criterios políticos, cada una de las expresiones expuestas en este trabajo se basan en nuestro criterio profesional, les pedimos leer muy bien este trabajo y no tergiversar la información contenida en este artículo, todo lo que se va a exponer en este trabajo estará referenciado con la leyes de la república, sin más que hacer referencia comencemos.


EL PETRO

Se ha considerado desde sus inicios una criptomoneda y criptoactivo, pero el mismo parece más un derivado financiero con la garantía del petróleo, en estos días un colega Héctor Rojas, nos recordó con mucha claridad el artículo 80 de la ley orgánica de la administración financiera del sector público, referido a las operaciones de crédito público, en donde nos muestra las formas que el estado puede autofinanciarse, esto se asemeja a las características del PETRO, entonces siempre hemos creído en base a nuestro criterio que la denominada “criptomoneda” el petro, no es más que un instrumento derivado de deuda publica mal enfocado.


¿EL RESPALDO DEL PETRO CON LOS RECURSOS NATURALES ES REAL?  

Desde los inicios del PETRO, se ha dicho que el mismo tiene como garantía el petróleo y el oro venezolano por lo menos, este punto ha sido cuestionado por muchos abogados, economistas e incluso inversionistas, donde alegan que los recursos naturales de la nación no pueden ser colocados como garantía del PETRO y de ninguna otra moneda fiduciaria ya que la constitución de la república y el artículo 3 de la Ley orgánica de hidrocarburos lo prohíbe, claramente establece el mencionado artículo que dichas reservas son inalienables, por ende invalida esa pretensión del estado en respaldar las operaciones comerciales y financieras del PETRO con las reservas naturales.

Al tener esta restricción legal nuestras reservas naturales, obviamente el PETRO no brinda una seguridad razonable, por ende crea la desconfianza habitual de los mercados y poca credibilidad hacia este instrumento.


CRIPTOMONEDA, PETRO Y STABLECOIN

En el artículo anterior (Contabilización de la tenencia de criptoactivos según NIIF), nos dedicamos a establecer con claridad la definición de una criptomoneda, igualmente afirmamos que el PETRO bajo nuestro criterio no cumplía la condición de criptoactivo, ahora bien sabemos que el estado y las instituciones públicas incluyendo la FCCPV, estipulan o mejor dicho consideran el PETRO como una criptomoneda, en vista que “cumple con la definición de una STABLECOIN”, la cual es una variable de criptomoneda con algunas particularidades importantes que resaltar.

La Stablecoin, es una criptomoneda creada con la finalidad de que su valor permanezca estable, para ello se necesita de algún respaldo o backup, este resguardo se hace mediante otros activos financieros, monedas fiat, materias primas e incluso otros criptoactivos.


RESPALDO EN COMMODITIES

Ya hemos hablado en varias oportunidades de los criptocommodities y su importancia en la transición de la contabilidad OFFLINE a la ONLINE, una Stablecoin puede estar respaldada en base a un commodities (materias primas), entre estas están el oro, la plata, el diamente o el petróleo.

Si analizamos este pequeño fragmento, podemos decir que el PETRO cumple con la condición de Stablecoin, que es una variable de la criptomoneda, pero si observamos las ventajas y desventajas de dicha Stablecoin podemos observar que el PETRO carece de algunas condiciones que son invariables en las Stablecoin, observemos cuales son estas condiciones:


CONDICIONES: 

  1. Las satablecoin tienen respaldo económico en activos reales. Esto es especialmente cierto con las stablecoin basadas en moneda fiat y commodities. Gracias a esto, los titulares de la moneda pueden recurrir a un activo que es tangible y el respaldo de un valor real. Lo que les permite canjear estos activos a la tasa de conversión para tomar posesión de los activos reales.

(Con las restricciones legales anteriormente expuestas, sería muy difícil por demás complejo canjear PETRO por ORO o cualquier otro recurso natural, puesto que hasta los momentos el PETRO puede ser convertido en moneda fiat (dólar o Bolívares), pero jamás entregaran el equivalente del valor del PETRO en la pieza de ORO, recordemos que el PETRO está solo “respaldado”, por el ORO y PETRÓLEO, no por monedas fiat).

 

  1. Las stablecoin ofrecen una gran estabilidad en su valor de mercado, los precios de las stablecoin no son tan susceptibles a las grandes variaciones de precios de las criptomonedas, estas características es apreciada por los inversores de este tipo de criptomonedas.

(Esta condición no es ofrecida por el PETRO, en vista que el mismo nació con dos valores distintos, el primero el valor de mercado y el segundo el valor como unidad de cuenta, aunque este último ha venido siendo desestimado por el estado, aún sigue siendo un foco de perturbación y desconfianza por parte de los inversores).

 

  1. Las desventajas de las Stablecoin se basa en el esquema altamente centralizado, que conlleva a que exista la necesidad de apoyarse en terceros, tales como los proveedores, custodios y el proyecto mismo dan muestra de esta centralización.

(Cuando se centraliza una stablecoin ocasiona retrasos y consumen mucho tiempo en los procesos de auditorías, además los costos elevados hacen poco atractiva esta alternativa de criptomoneda, si a esto le sumamos la falta de confianza y credibilidad del ente emisor de dicha stablecoin, el proyecto comienza a experimentar un descenso en su utilización).


Como hemos observado el PETRO no cumple con las condiciones mínimas de reconocimiento de una criptomoneda o de una stablecoin, creemos particularmente que el PETRO es un instrumento de deuda pública, que se ha querido vender como una criptoactivo nacional, nuestra recomendación al estado venezolano, es sentarse a estudiar y analizar la creación de una criptomoneda real, donde se aclaren los puntos legales y/o por consecuencia se modifique las restricciones legales sobre los recursos naturales de nuestra nación, si el PETRO sigue siendo enfocado de la misma manera que se ha venido haciendo, lamentablemente fracasará en el mediano o quizás en el corto plazo, la tecnología que encierra las criptomonedas es fascinante y Venezuela debe estar dentro de esa espiral tecnológica, pero debemos tener mucho cuidado y analizar muy bien los pasos a seguir en relación a la creación de una verdadera criptomoneda en su variante de stablecoin.


Saludos seguiremos en contacto.    

Para estar al día con todos estos temas y muchos más los invitamos a que visiten nuestro calendario de cursos para el mes de enero de 2020 en el siguiente enlace

error: Contenido protegido